Subscribe:

17 de mayo de 2010

Hay personas...

...y personas.
Con ya no pocos años sobre la espalda, he conocido de todo.
En medio de la adultez, sin embargo, he conocido el lado A y el lado B de muchos.
He trabajado como independiente toda mi vida pero también he tenido paréntesis laborales de trabajo dependiente.
En el primero que tuve, me encontré con la total antipatía de quienes me eran más cercanos, todo porque el jefecito tenía planes mayores para mi (de los que me vine a enterar tiempo después de haber renunciado) Era un trabajo muy bien pagado, con muchas proyecciones y con el que me di hartos gustitos profesionales. Era, sin embargo, trabajar para el demonio, con todas sus gárgolas a mi alrededor y sin un minuto de descanso ni para dormir. Y como mi alma no está en venta, pues renuncié.

El segundo trabajillo partió muy bien, parecía que éramos equipo y todo marchó sobre ruedas hasta que de pronto mis compañeras de trabajo se transformaron (se repite el cuento) en mis enemigos, solo que esta vez nunca supe la razón, salvo el cahuín en que me metió una empresa externa. Jamás podré perdonar el trato que me dieron y lo tremendamente injusto de la situación.

El tercero pasó piola. Casi trabajaba sola y el contacto con la empresa se daba más por mail que por otra vía, hasta que quebraron y la entretención pasó a mejor vida.

Ahora estoy en otro, al que llegué por grandes casualidades de la vida y ha sido muy gratificante. Lástima que tenga los días contados. Pero no me puedo quejar: llegué a hacer una suplencia por 15 días y voy a enterar nueve meses: lista pa'ponerle nombre a la guagua.
Fue lindo, aprendí mucho. Me siento profesionalmente enriquecida (aunque no ha faltado el mequetrefe que me ha preguntado ¿pero cómo has podido rebajarte así?). Conocí personas bellas (y otras no tanto), una forma de trabajo totalmente desconocida para mí, que siempre la vi desde fuera y nunca di demasiada importancia. Pero la tiene y mucha.
Me iré atesorando grandes y muy lindos recuerdos, habiendo ganado mucho en lo profesional (aunque, insisto, muchos conocidos y hasta amigos aún no se explican qué hacía yo metida ahí, sin entender que todo trabajo es digno y todo trabajo enriquece. Y éste más que muchos otros, para la profesión que poseo. Es más, a varios he recomendado intentar meterse en ese sistema, porque les va a cambiar la perspectiva en muuuchos aspectos).

En fin, hay personas y hay personas, se titulaba el post.
Las he conocido odiosas, cahuineras, mentirosas, flojas y un larguísimo etc. Hoy por hoy, la suerte me ha sonreído y caí redondita en un equipo de trabajo excelente.
Habrá de dulce y de grasa, como en todas partes, pero acá sobra lo dulce y eso es escaso de encontrar.

Serán siempre bellos recuerdos. (eso sí, intentaré borrar todo lo amargo, que fue poco pero intenso...y es que hay personas...y hay personas...)

11 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Opino ídem. Hay personas de todo tipo pero abundan las escorias.
    Buen blog, harto aporte, sobre todo las entradas anteriores.
    Saludos Cordiales.
    Anonimo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre que pienso en eso de "hay personas... y personas" me acuerdo de la película Alas de libertad... y es que hay personas y personas. Parece increíble cómo el tiempo saca las hojas secas, la tierra, los papeles, y deja lo que va quedando, lo que resiste el viento y la lluvia y el sol y el frío... en fin...

    El tema pega es un tema jodido, por donde se le mire, hay que revestirse de el disfraz correspondiente y actuar. Siempre me ha molestado todo lo que se le paga a los actores por hacer tantas estupideces que hacen en circunstancias que los verdaderos actores son otros, somos todos.

    Y claro, todo trabajo es trabajo y es importante. Pero el ver eso es sólo privilegio de algunos.

    Un beso y abrazo y te leo ene y siempre.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: Agradezco el comment (de verdad) pero agradecería más que el próximo (si es que lo hay) no sea NN. Y sí, reconozco que hace ya tiempo dejé de escribir cosas interesantes o entretenidas.

    El Malo: Pero qué bueno que me lee, pues ¿Se le perdió la tarjetita para hacer llamados? Que si me quedaba esperando me convertía en estatua de sal...en fin...

    ResponderEliminar
  4. Hay personas... y personas...
    No conocía tu blog, me ha gustado mucho: enhorabuena Fulerita!!!

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  5. Boston creo que es una ciudad de Estados Unidos, pero imagino que eso ya lo sabias =P...

    por cierto no soy Boston... por lo demas aunq ahora (y con esto me delate) no me ves, te mando un gran abrazo!

    Mira respecto a los dias contados...mmmmm, nose sí sé que se ve dificil,pero aun creo que nos queda como 1 dia, asi que trata de pasar un buen fin de semana, y ten fé, que los brazos no se bajan hasta que ya se acabe el último segundo ;D... y como sea pase lo que pase, nadie te quitara las experiencias que has tenido estos ultimos 9 meses =)

    En fin, lo ultimo que tengo que decir es que la vida nos pone donde devemos estar y ya sea que te quedes o vayas, piensa que debes seguir hacia delante y continuar siempre con animo y adelante (aunq suene a propaganda de Banco xD)...

    En fin Wilmita, ya veremos esta semana, cuidate y no te vayas a resfriar ;D, tu puedes!

    aiosss

    Anonimo (Aunq estoy seguro que ya sabes quien soy =P)

    ResponderEliminar
  6. parece que debemos es con B y no con V... =P

    o denuevo me equivoco... (=S `pq esto no viene con un corrector word)

    XD

    ResponderEliminar
  7. Seguro que no eres Boston???, claro que en parte lo eres, por el solo hecho de haber dejado un comentario.
    Por si no te vuelvo a ver, déjame darte las gracias por todo. Tanta ayuda, toda la buena onda. Me enseñaste mucho y por eso te estaré agradecida de aquí a la eternidad (aunque suene a culebrón venezolano). Quiero que le pongas todo el esfuerzo a los estudios y que cumplas todas tus metas, porque te las mereces con creces. Si no regreso, créeme que lloraré a mares, porque los extrañaré a todos como no tienes ni idea. Me encariñé demasiado. Quizás debí ser más fría o más distante y así ahorrarme un sufrimiento que tarde o temprano llegará...en fin. Te cuento que por tener mi currículum ingresado en un cierto organismo público, me seleccionaron para dar una prueba y fui el viernes por la tarde pero creo que me fue como las reverendas pelotas. Demasiado, demasiado conocimiento al callo de leyes escondidas e ignotas.
    Ah, debemos es con B y adivina quién me devolvió una causa!!! Ella misma, pero se equivocó y terminó firmando.
    Por último, se nota mucho tu ausencia. Vuelve pronto y triunfante.
    Huy, me explayé como nunca.
    Muchos, muchos cariños.
    PD: notaste el tipo de letra???

    ResponderEliminar
  8. Miércale, me salté a Ona.
    ONA: Muchas gracias por leerme y más aún por el comentario. Espero que sigamos en contacto.
    (Luego iré a visitar tu blog, para ver qué es lo que se teje por esos lares.

    ResponderEliminar
  9. Querida mía , me invaden muchisismas emociones, una es la alegrìa de haberte conocido y saber con exactitud que eres una noble mujer, y también me emociona con la calidez que escribes, es como imaginar la pluma deslizandose suavemente por las hojas de papeles de colores de fina textura, en un día hermoso de primavera, o un día de lluvía da lo mismo, ha sido placentero poder leerte y me encanta la idea, creo que me arriesgare y creare mi blogs... aunque la verdad no podrá igualarte jamás pero es un escape a otra dimensión donde somos soló humanos, y nada más.....

    linda estamos en contacto por otros medios, asi que bendiciones y mus mejores deseos para ti en una etapa nueva... y feliz que es lo más importante....
    PD. la piña me fascina jajajajja

    ResponderEliminar
  10. Qué lindo leerte Marlene!!! Descubriste uno de mis refugios secretos.
    Cómo va tu espalda, cómo va la pega??? Buehhh, llevo un día fuera, ni que hubiera pasado toda una vida (aunque, créeme, este primer día ha sido eterno).
    Te cuento altiro que esta vía de comunicación me encanta. Por acá, aunque vaya con pseudónimo, soy más yo que en ninguna parte y por ningún otro medio. En el blog se entremezcla toda la realidad de mi vida con toda la imaginación que me circunda y que no es poca. Si alguna vez te das el tiempo de leer algunas de las cosas de los 5 años que tiene este blog, encontrarás de todo. Es algo así como mi humilde caja de pandora, aunque, en realidad es mucho más que eso.
    Mil cariños, mil agradecimientos por todo. No cambies jamás, porque eres una persona realmente bella. Déjate llevar por tu alegría, que la irradias como nadie e ilumina a todos a tu alrededor. Recuerda que eres la cara visible del trabajo y ningún otro centro de atención al público he encontrado que sea más cálido y acogedor y eso es algo que solo tú logras.

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja... cierto, es que pienso en llamarte y no sé qué decirte, es que me gustaría contarte cosas grosas, bueno, si, si son excusas no más... pero créeme que pienso en ti todos los fines de semana, y pienso en llamarte y ahí me quedo, como hueona mirando el celular...

    Que gusto esto de leer tu blog y como se reactiva... yo ni idea de si postearé algo decente otra vez... y eso que yo era tan popular por estos lados... pero pura espuma no más...

    Ya, voy a leer tus otros posts... un beso, y ya te llamaré, i promise.

    ResponderEliminar

¿y Boston?