Subscribe:

18 de septiembre de 2006

PONCHE

Para aquellos que aún no se familiarizan con el blog (habría que leerlo de punta a cabo), existe un grupo de 3 amigas, del cual formo parte y que he denominado "EL TRI", para efectos de publicación.
La mayor de nosotras es "la tevita", graduada en filosofía y pronta a dar el grado en Derecho.
Luego viene la "muy yegua", también egresada de la dichosa carrera (futura competencia).
Finalmente estoy yo, "la fulerita", también conocida como "el cerillo" (venido de mi pronunciada cabeza y habitual delgadez casi extrema).
Siempre nos juntamos en mi casa, fumamos como enajenadas y jugamos cartas hasta quedar turnias.
La muy yegua anda depre y la hemos estado cateteando para que venga a vernos (la tevita está en mi casa dedicada al estudio y mandonearme). Quedó en venir a almorzar y pasar el día acá.
Tipín 4, la llamé porque el almuerzo estaba más que listo y estábamos todos hambriados.
Resultó que esta yegua suelta ya había almorzado, negó haber quedado en llegar a comer (tan típico de ella: o niega o de frentón nos deja plantadas) pero anunció llegada de burro que se materializó como a las 6. Andaba con ánimos de empinar el codo a la chilena, así es que trajo duraznos en conserva y vino blanco. Tanto ella como yo le hacemos harto empeño al copete (aunque ella es más de vinos y cerveza, mientras ésos son los vapores etílicos que menos bebo).
Como la cocina es una de mis entretenciones y preparar tragos exóticos es todo un placer para mí, me fui a la cocina mientras las otras dos leguleyas batían la lengua con devoción franciscana. Pero la batían con silenciador: a pesar de tener la oreja izquierda convertida en parabólica no pude escuchar más que murmullos. Asumo que el par de mar...me estaba pelando.
Y ya me fui del tema (aunque todo, todo es tema de bloggeo). Decía que estaba en la cocina intentando escuchar, mientras abría las latas de durazno. Una vez abiertas, el típico ponche con duraznos picados, azúcar y vino se me antojó mezquino y poco interesante.
Acabado dicho pensamiento, me fui directo al bar (en mi casa hay un pequeño bar), tomé una botella de Anís y otra de Ron añejo.
Volví a la cocina, saqué la batidora y a trabajar!!! Molí los duraznos (400 gr), agregándole dos medidas de ron, tres cucharadas de azúcar flor, medio litro de vino y tres medidas de anís más 100 ml de agua (esto es receta, anoten, porque queda muy bueno -ahora, si en vez de vino es champaña, tres veces mejor).
La tevita, que no toma, lo encontró rico. La yegua malagradecida no. Igual tuve que prepararle el penca ponche que ella quería tomar.
Con tragos largos en las manos, puchos en la boca y cartas sobre mi verde cama de hoy, comenzamos nuestro ritual de ofendernos de la manera menos sutil que puedan imaginar, mientras nos concentrábamos en ganar cada mano (todas somos cortadas por la misma tijera: odiamos perder).
Otra pequeña historia del tri, esta vez, centrada en un ponche pre fiestas patrias.
Otro día les cuento como la tevita me tiene trabajando más duro que la Esclava Isaura, todo porque sus normas de Feng - Shui le indican ciertos ritos de limpieza quirúrgica de toda mi casa.
A Ésta se le olvida que lo quirúrgico debiera partir por mis caderas y terminar en las rodillas. Ando prácticamente arrastrándome de dolor pero es un pelo de la cola para ella comparado con las ventajas de una casa soplada...
...cuando termine de estudiar le voy a regalar mis dolores y que sepa lo que se siente antes de obligarme otra vez a moverme cuando con suerte logro levantarme por la mañanas...

13 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Tiene que estar bueno,lo hare a ver que tal me sale...

    TERESA

    ResponderEliminar
  2. Ese panorama estuvo re weno..! Hay que probar el Fule-ponche, los puchos y jugar a las cartas es la entretención nocturna de las vacaciones con mis hermanas... y un par de puteadas bien dichas son hasta divertidas..!!!

    Después me cuentas cómo te fue con el Feng Shui, siempre he creído que unos cuantos beneficios debe traer...

    Abrazos dieciocheros!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Ron + anís + vino + duraznos!
    Ese hachazo te lo encargo! lo voy a probar aunque me cueste la vida.

    El efecto sobre la cabeza y el estómago debe ser el de un pequeño hiroshima, hay que puro probarlo...

    ResponderEliminar
  4. holaaa doña fulerita ,felizzz
    hachazo , pronto estare de copete en tu casa ,perdon visita .
    saludos a la cofradia del ponche
    lucita sexy

    ResponderEliminar
  5. PRUÉBENLO!!! se van a acordar de mi, queda simplemente E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R-
    Además, nada de hachazo al día siguiente: cero.

    ResponderEliminar
  6. Fulerita, te pase a ver y te dejo este saludo. Bueno el trío dieciochero, yo también me acerco a mis viejas amigas para degustar la vida....conteste tus dos comentarios por allá en el verde paraje, tú sabes, necesito una manito...nos vemos

    ResponderEliminar
  7. A mi me tb me gusta juntarme a tomar (cuando ando fuera del periodo de manda) y a jugar cartas..aunque no me desagrada perder...pero solo de vez en cuando...tampoco soy martir de las cartas...

    Y como me tomaria de buena gana un buen ponche...es tanta mi desesperacion que me tomaria cualquier combinacion de alcohol con fruta...todas me salvan de la necesidad.

    Saludos enchichados
    x0x0x0x0
    LaRomané

    ResponderEliminar
  8. Parece que en este punto estamos todos contestes ¿Quién desprecia juntarse con los amigos, empinar con ellos el codo y disfrutar de un buen rato en la compañía que uno escoja?

    ResponderEliminar
  9. Tanto tiempo Furelita... ._.

    En fin... a veces salgo a tomar. No pienses mal! Salgo a tomar bebida! Es algo muy diferente!

    ResponderEliminar
  10. Ñaaaaaaaaaaaaaaaaa yo tratando salir del círculo vicioso del trago y usted acá dando recetas. Pssssss pa' callao' entre las dos ¿no sabías que el gremio docente tiene algunos problemillas con el copete? Tsssssssss sino pregunte, ñaaa... estoy dando chicha, ya lo sé.
    Saludos a las leguleyas en cuestión.

    ResponderEliminar
  11. Ñeña: fíjese que no lo sabía, pero los leguleyos no lo hacemos nada de mal. Le contaré más: no conozco seres más buenos pa'l copete que los ingenieros...ésos sí que le ganan a cualquiera

    ResponderEliminar
  12. Pucha Peeng!!! Ud cambia de plantilla como yo de calzones

    ResponderEliminar

¿y Boston?