Subscribe:

4 de mayo de 2009

Angustiada

¿Algún motivo serio para estarlo? Pues solo un par pero mis pastillitas de la alegría debieran mantener eso bajo control y las muy cochinas se niegan.
Quisiera dormir pero no puedo y eso aviva aún más mi desazón.
Que alguien me devuelva la calma, que algo funcione diferente en mi cabeza o para mi cabeza.
Saber que estoy escribiendo acá en vez de estar produciendo también me descorazona pero esta parálisis neuronal me mantiene en ascuas.
No importa lo que haga, si no es trabajar, me sentiré culpable pero me siento imposibilitada de hacerlo.
Cresta que estoy complicada hoy.
Me siento galopando a paso firme hacia el abismo, uno propio, donde nadie más cabe, donde ni yo debiera caer pero caeré, inevitablemente, más temprano que tarde si esta angustia no deja de agarrarme por el cogote.

7 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Que palabra mas difícil de definir, nos complica la existencia en todos su puntos, física y sicológicamente...

    Nos aferramos a una cosa o no nos aferramos a nada, queremos hacer esto y lo otro y no tenemos las fuerzas ni para levantarnos...

    Estaré aquí para escuchar, solo escuchar, estaré aquí para conversar y conversar, aquí estaré para apoyar y orar, seguiré aquí para cuando necesites hablar...

    Simplemente tirado de la cuerda del lado contrario...

    ResponderEliminar
  2. Si pues, si tengo algo que decir:

    1. Sigamos escribiendo, acá, en el blog, en nuestros cuadernos-memoria, en las paredes de las estaciones del metro, en todas partes.

    2. He descubierto que las pastillas de la alegría son 40% y uno es el otro 60%. Es así. Claro, qué hacemos con el 60, dímelo a mi.

    3. Ya hemos hablado del trabajo. Son las pastillas más efectivas. Paciencia Wilma, paciencia.

    4. Hászme un huequito en tu abismo. (bueno, un huecote, ya, si, si mi cuerpo es grande).

    5. La angustia es algo espantoso. Todo se vé gris, todo puede ser, y nada importa demasiado como para preocuparse un poco.

    Sigamos acá, en fb, en twitter, sigamos vivas.

    Un beso, linda.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente: Tú sabes que siempre agradezco tus palabras. Tira fuerte de la cuerda, por favor, mira que me estoy cayendo y de bajada todo es más pesado.

    Sole: Con dificultad suprema pero acá estoy igual, sintiéndome bastante perdida pero con ganas de salir, de estirar los brazos y ser recogida. Es lamentable convertirse en lastre y no quiero eso, me niego.

    ResponderEliminar
  4. Tú sabes que tengo un amigo muy especial que me ayuda para sostener y tirar muy fuerte esa cuerda y no dejarte caer...

    Simplemente tendiendo una mano para el rescate...

    ResponderEliminar
  5. Qué familiar me suena.Quiero verte, podríamos tomarnos un cafecito?

    ResponderEliminar
  6. un cafecito me parece perfecto, solo espérame tantito para solucionar (al menos bicicletear) uno de los problemitas que me aquejan

    ResponderEliminar
  7. Es un mundo pequeño donde solo vivimos algunos, víctimas de las cadenas que se tejen por la angustia, encontramos placeres diferentes inherentes en el ambiente que muchos denominarían vacíos, por no ser parte de la casualidad humana. Pero que la vez nos hace únicos. Como en un holocausto donde todo es sombrío. Solo estoy yo y una pequeña parte de mi mortalidad. Pero gracias a esto habito en dos mundos paralelos, no sé qué tan grande es el costo. Pero sé que no podría vivir de forma diferente. Att ElInvierno

    ResponderEliminar

¿y Boston?