Subscribe:

23 de mayo de 2009

Los sábados

Me apestan los fines de semana. Son aburridos, trabajados, angustiosos y desesperantes.
Partir el día cocinando y lavando ropa no es mi idea de un día de descanso.
Luego del almuerzo, partir al super a realizar las compras tampoco resulta una tarea llena de intereses.
Más tarde, aburrirse como ostra viendo tele o jugando algún juego archi viejo como Zuma.
¿Por qué no partir al cine o llegar algún café bonito y recrearse algo?
No, la verdad es que la aburrida soy yo. La falta de iniciativa es mía y no de los fines de semana.
Cocinar, lavar, comprar, tampoco es nesesariamente malo, al menos no perse pero debo reconocer que la flojera me corroe y me impide disfrutar las tareas cotidianas.
Llegará el día en que sepa disfrutar de cada momento, así sea vulgar o panorámico a más no poder. Estoy casi-casi segura que llegará.

5 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Nos dejamos llevar por lo cómodo, es más fácil tirarse en el sofa a ver la tele, que salir al cine o a tomarse una copa.
    Claro que llegara ese día, sólo hace falta proponérselo, como casi todo en la vida.
    No eres la única a quien le pasa, te lo puedo asegurar.
    Feliz semana.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Claro, esto del facilismo es muy cómodo pero a mi no me hace sentir bien. Aún así, no hago mucho. Es un contrasentido, lo sé, sin embargo es mi forma casi permanente de actuar.

    ResponderEliminar
  3. Fin de semana...

    Se de mucha gente que en estos dos dias parecem morir y desaparecer...para mi ahora son distintos antes me aburria mucho tambien y no sabia que hacer, pero con el tiempo me di cuenta que esto debia cambiar...y me lo propuse, y te contare que ahora son divertidos, familiares, con muchos amigos, me multiplico para hacer todas las actividades sociales que no puedo realizar en la semana...la familia es una de las principales...

    Pero recuerda que siempre esta en nosotros el poder de hacer los cambios necesarios para nuestra felicidad...

    Simplemente disfrutando la alegria de existir...

    ResponderEliminar
  4. Mmmmm a ver... mis fines de semana son iguales que el resto de la semana, salvo por detalles: no trabajo (a veces los sábados en la mañana), no salgo (salvo a comprar algo al negocio de la esquina) y no me dan ganas de hacer nada distinto (salvo muy rara vez en que voy a la plaza Victoria a Valparaíso).

    Espero con ansias el lunes para volver a repetir una rutina solitaria excepto por las conversaciones contigo y los viajes a Santiago que son mi alegría.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Buahhhhh, se me borró el comment. Cuando tenga tiempo lo repito.

    ResponderEliminar

¿y Boston?