Subscribe:

18 de mayo de 2008

Arrumacos

Nunca tendí mucho a ellos, supongo que mi formación cuasi militar tiene algo que ver. Odio los abrazos (en realidad no los odio, solo me incomodan un poco).

Pero sí soy una mujer de tacto, me gusta sentir la piel de otros, sentir su cercanía. las tomadas de manos son mis preferidas. Recuerdo que después de romper un largo pololeo, andar por la calle sin que nadie me tomara de la mano era una sensación de desprotección enorme, un vacío casi insuperable.

Ahora me siento así y es que el único ser viviente que me acaricia es mi gatito Simón, quien me toma la cara con sus manitos y empieza a besuquearme como si fuera Rodolfo Valentino.

A veces siento que quizás mi sobrino se sienta poco amado por mi, precisamente por mi reticencia a entregar cariño físico. Aunque no, él sabe que lo quiero, que me gusta jugar con él y que hasta besitos le pido y le doy.

Yo, que siempre me consideré tan independiente para casi todo, estoy sintiendo esta inmensa necesidad de ser acariciada, como una gatita mimada.

Pero ¿cómo inspirar ternura cuando llevo siempre esta máscara hostil y de autosuficiencia?

Difícil tarea, aunque no imposible



En todo caso, esta manito es del Martín, un gatito algo grandulón...

14 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Siempre es bueno sentirse amada y regaloneada, pero las caricias son la expresion maxima de protección con ellas uno se siente seguro y con muy buena autoestima, tambien existen las caricias verbales, que bien te vez, eso te quedo muy bien, me gusta tu trabajo, que cocinas rico, eres buena amiga, y tantas otras expresiones de cariño que podamos recibir...está en nosotros aceptarlas...Sientete acariciada por aquellos que te quieren aunque no lo hagan fisicamente...


    Simplemente caricias a la distancia...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Fule, qué te puedo decir, yo me entrego al cariño físico (cada vez que puedo) como si fuera la última vez en mi vida, ya sea con una pareja, con mi familia, con quien quiera. He terminado de aceptar que el cuerpo tiene un lenguaje independiente, único, y que bien vale la pena separar a veces las cosas y dejar que el cuerpo se exprese.

    Tu foto es preciosa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. m, lei tu blog y era como leerme a mi misma!


    me pasa lo mismo


    un gusto pasar a conocerte

    ResponderEliminar
  5. Sole: Te envidio y me alegro por ti, porque de verdad que es una expresión de cariño muy completa.
    Con los únicos que soy demostrativa es con mis gatitos (en público) y mis parejas (en privado) Con los demás, me vuelvo mezquina con mi metro cuadrado.
    Y la foto, pues Martín estaba dentro de mi sweater y se estiró para poder tocar mi cara. A mi me gusta mucho verla, porque las manitos de mi niño son gigantes y muy suaves (Tuve que photoshopearla porque mi frente se veía espeluznante).

    Daniela: Fui a leerte y llegué a la conclusión que eres demasiado reservada cuando se trata de sentimientos, porque ¡qué manera de derrochar alegría, mujer!

    ResponderEliminar
  6. Ya, pa variar se me pasaron dos cmentarios, sorry, mil veces sorry:

    Kany: Muchas gracias pero sé constante....jajajajja!!!

    Simplemente: Eso de la protección es lo más cierto que hay.
    Y, por supuesto, muchas veces yo misma hago que esas expresiones desaparezcan, no por ser una bruja malas pulgas, sino por aparentar demasiada fortaleza.

    ResponderEliminar
  7. Claudia: Es que esa manaza peluda es preciosa. ERa mejor con las dos manitos en mi cara pero salieron borrosas y funaron.

    Kany: Muchas gracias. El color es herencia paterna y materna...la forma ha de ser la del cartero...

    ResponderEliminar
  8. gemeee: me quedé sin batería...cargué la custión y te dejé un mensaje en tu buzón.
    Estoy a tu disposición
    me salió verso...onda puro ji jó
    besho

    ResponderEliminar
  9. caché la descarga como al tercer mensaje..y yo mojándome por ahí.
    En todo caso, la ida de shopping me dio como un segundo aliento

    ResponderEliminar
  10. Preciosa la foto!! Y bueno, qué decir. Idem por estos lados, aunque estoy pasando por uno de esos períodos en que me importa un rábano si hay o no vida "ahí fuera". ;) Besos!

    ResponderEliminar
  11. También hay gente que porel tiempo sin poloeo debería haber desacostumbrado a los arrumacos, pero no, se extrañan siempre. Creo que es como un indicador de lo afable que uno es.

    ResponderEliminar

¿y Boston?