Subscribe:

6 de enero de 2009

Esta Vida Loca

Que trae de dulce y de grasa. Cierto es que la frase es ultra requetecontra manida pero no es tomada por puro gusto sino porque la vida es realmente así.
Mientras Martin lucha por su vida, hemos llevado con unas amigas un gatito callejero al veterinario (aunque dudo mucho que el pobre vaya a salvarse). Todo, mientras mi padre insiste en que le lea el tarot y yo no tengo ánimos porque una gripe traicionera me tiene a mal traer. Entretanto, he recibido una sorpresa mayúscula en lo que a escribir respecta. Me tiene en ascuas y asustada a morir, porque es lo que siempre me ha gustado hacer y ahora las ideas se me escapan entre la confusión y la posibilidad de ser leída a escalas mayores. Si no me arriesgo, pues nada ocurrirá pero si lo hago, puede ser mi gran oportunidad o mi gran fracaso.
Entre estornudos intento acercarme a lo que debo hacer, porque tampoco es llegar y escribir cosas cuando además debo trabajar, llevar una casa y atender todas las ocupaciones del diario vivir.
¿una novela? ¿una colección de cuentos y relatos? Tal vez un conjunto de divagues, de ésos que tanto me gusta escribir, como este que no me canso de terminar.
Todo ello sin contar con esta enfermedad que me tiene probando uno y mil medicamentos, hasta dar con la combinación perfecta: ésa que me haga sentir bien y ser yo misma, sin terrores nocturnos y sin crisis de pánico cada vez que despierto, que no me tenga moviéndome todo el día como clamando por Ritalín, ni me amodorre a tal punto que vuelva a despertar cada día cerca de las dos de la tarde. Mal que mal, los tribunales funcionan en la mañana y es ahí cuando debo estar presente, más allá de atender clientes por las tardes o redactar escritos hasta quedar vizca.
Funcionar, debo funcionar...y para mi, eso es toda una odisea...
Esta vida loca...en fin.

8 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. La Vida esta como yo...
    Besitos...y espero que tu ausencia no sea por complicaciones...

    Simplemente extraviada

    ResponderEliminar
  2. Linda, leí tu escrito acerca de Martín. No sé qué decir, algo que siento de verdad al respecto es que particularmente hoy, ahora, en este momento tengo conciencia de que la muerte si es una opción (contrario a lo que mencionas en tu blog) y espero tenerlo siempre presente, especialmente cuando no tengo ganas de que sea la única opción.

    Respecto a tu vida loca, bueno, te pediría que me avises donde y cómo comprar el libro, sea éste una novela o una colección de cuentos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente: ¿así que andas loca?
    Cuidado con las enfermedades...

    Sole: El libro no está ni en ciernes aún y no sé si un día llegue a estarlo. Es que debo resolver demasiadas cosas todavía.

    En cuanto a la vida y la muerte, pues la vida es la opción de Martin, sin dudas.
    Para el resto de nosotros, sin embargo, la muerte aparece aún más patente que para él.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Kani, tanto tiempo!!!
    Yo estoy toda dopada con un verdadero sinfín de medicamentos. Y ya he pasado por tantos, que sinceramente espero que esta explosiva combinación sí funcione, porque me quiero bajar del péndulo, a como de lugar, aunque trabaje para puro pagarlos (que no es ni broma). Hubo una combinación que me hizo maravillas pero desarrollé efectos adversos inadmisibles. De ahí en más, veo más a mi psiquiatra que a mi familia. En fin, confío en mi doc y espero con fe no desarrollar ninguna intolerancia.
    Eso pòr el lado médico.
    Tengo novedades, como que una importantísima editorial me ofreció publicar en su filial online y es una cosa que me tiene contenta y aterrada a la vez, porque la masividad puede catapultarte o sepultarte. Creo que esperaré a estar algo más equilibrada antes de tomar una decisión al respecto

    ¿y tu vida?

    ResponderEliminar
  6. hace tiempo que no andaba por aca...

    se convirtio en un blog de cuentos?

    saludos
    http://ojosdepig.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Al menos éste no es ningún cuento, es la pura y santa y -por lo demás- mi amigo murió.

    El de más arriba sí es cuento. O sea, es mentira posible llevada al diálogo simple y concreto.

    Poooor último (pero no menos importante) si bien este blog es como un diario de vida, siempre he escrito cuentos, mostrado mis hórridas pinturas y reflexionado bastante acerca de la inmortalidad del cangrejo.

    Gusto de verte por acá otra vez.

    ResponderEliminar

¿y Boston?