Subscribe:

16 de abril de 2007

Qué delicioso fin de semana!!!

El jueves andaba todo bien. Hice un almuerzo rico y no comí nada más.
Hice las cosas que tenía que hacer (no pregunten cuáles, que ni me acuerdo) y por la noche volví a mi re-adquirido vicio: la tele.
Vi la gala de Fama, más tarde CSI Las Vegas y luego a hacer zapping, hasta que llegué a Dr. House. Para quienes no han visto la serie, se trata de un médico endiosado (oh, novedad) que resuelve los más extraños casos, dando de paso una dosis de sarcasmo, ironía y pesar a cada uno de sus pacientes.
Esta vez se trataba de un niño autista que se había envenenado y nadie sabía qué había comido.
Finalmente, resultó que había comido arena sanitaria del baño de su mapache. En otras palabras, engulló parásitos fecales que le estaban carcomiendo por dentro.
Hasta ahí todo bien. Luego del grandioso descubrimiento médico del rengueante Dr. House, pasaron una escena -con zoom incluido- de los gusanos en cuestión, haciendo casita dentro del cuerpo del niño.

Ése fue el instante preciso en que me atacaron unas espantosas náuseas y un dolor de estómago sin precedentes.
Tomé un remedio y traté de dormir: Misión imposible. Me dieron las 4:00 am intentando conciliar el sueño, tratando de convencer a mi guata que era una cuestión mental y que nada tenía que ver con mi estado de salud.
El vientre se negó, porfiado él, y tuve que levantarme al baño.
Manejé el de loza por más de media hora. Perdí una Pepsi de 3 litros enterita!!! Volví toda estropeada a la cama, con fiebre y malestares varios.

A la mañana siguiente casi me desmayo en un tribunal. Por la tarde, diarrea de las que hacen recordar la infancia. El sábado fue la misma historia e incluso hoy ando medio por las cuerdas.

Así de poderoso es el cerebro humano: la sola escena de los gusanillos me provocó una graciosa gastroenteritis y 4 días tomando agüita de arroz...creo que no volveré a ver Dr. House. Asqueroso programa...


15 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Buehhhh... ¿Qué te puedo decir?... no es de mis series favoritas, pero la he visto. La verdad es que no me agrada él, como hombre, asi que shao con su serie culiá.

    Respecto a la escena de los gusanos... he ahí precisamente lo que me agrada de algunas cosas que veo: lo asqueroso, los close up de las escenas más cerdas que te puedas imaginar... y mi guata ni se pronuncia, creo que hasta agradece un poco la emoción y el placer que dichas escenas provocan en mi.

    Hénos (no se si se escribe asi) entonces en perfecto antagonismo al respecto.

    El sábado, creo, vi la película Hostel... es que me encantó, precisamente porque muestran escenas en primer plano de desgarramientos, cortaduras, etc... absolutamente genial.

    Coincido un poco, eso si, en cuanto a que el cuerpo humano por dentro es bastante asqueroso y huele de manera horrenda... pero no puedo negar que me gusta ver lo que a tu pobre vientre lo enferma.

    Al menos llegó emoción a tu vida, aunque sospecho que no precisamente por donde querías...

    Besos, linda...

    ResponderEliminar
  2. Al final sera una suerte no tener tiempo para ver la tv.
    Espero que te hayas repuesto.
    Un beso ....

    ResponderEliminar
  3. Chaaaaaaaaaaaaaa... la media volaita... es increible lo que puede hacer la mente humana...
    Cuidese...

    Visiten el Blog de las Mujeres de 30.
    http://mujereschilenasde30.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ay ay ay!!! Fule pues a mi me encanta ese personaje, bueno, lo de los bichos no y tu despeño diarréico tampoco, pero el inefable Dr. House si me gusta, me gusta mucho.

    Salud, nunca mejor dicho y que la fuerza te acompañe.

    ResponderEliminar
  5. Tole: ¿Alguna vez te conté que lo que yo iba a estudiar no era derecho, sino medicina? He ahí el por qué de mi decisión: Me habría pasado la vida entera enferma de la guata...soy muy pero muy asquienta.
    Y es verdad, la emoción llegó (cuidado con lo que pides, porque se te puede cumplir...)

    Teresa: Siempre es una suerte no tener tiempo para la tele y gracias, ya estoy mejor (aunque no bien todavía...)

    Barbaraza: ¿Cierto que es como musssho???

    Gurb: ¡Tanto tiempo! Mira, la verdad, encuentro genial el personaje. Me provoca sentimientos contradictorios de admiración y desprecio y hasta ahora lo veía tranquila pero tuve la mala suerte de toparme con el episodio de los gusanos.
    Lo pensaré dos veces antes de volver a verlo...
    Salud!!!

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga melómana, aunque no siempre escriba no pasa tiempo sin que pase por tu soleada casita llena de bonitas historias a echar un rato con tus palabras encadenadas maravillosamente, vamos que me gusta como escribes, así que sigo tu blog de cerca.

    ResponderEliminar
  7. Yo iba a poner un chiste asqueroso pero mejor me abstengo, incluso a mi que soy guata de fierro, cuando me acuerdo me da nauseas. Cálla tomasito, calla...

    ResponderEliminar
  8. Fule... no caché eso de que tenga cuidado con lo que se pide porque se puede cumplir.... ahhhhhh lo dices en general?

    Mmmmm pucha si fueras médico me podrías recetar anfetaminas... :-)

    ResponderEliminar
  9. Y a mi que me encantan todas esas cuestiones... Las veo feliz! De hecho me encanta, por ej, que me saquen sangre y ver cómo llena el tubito... ojalá pudiese haber visto mis operaciones... en fin, medio masoca parece... Bueh, también quería estudiar medicina..!!!

    Beshos!

    ResponderEliminar
  10. Gurb: Fui melómana mucho tiempo y me encantaría volver a serlo. La verdad, hoy más que nada soy coleccionista. De todas formas, acabo de bajar a Keane y Regina Spektor, buenos ellos...
    (Gracias por el cariñito)

    Tom: Mi guata te lo agradece

    Tole: Nica te recetaría anfetas, a menos que fueran parte integrante de un tratamiento.
    En cuanto a tener cuidado, me refería a mi: Yo quería entretención pero no especifiqué mi pedimento...me mandaron grastroenteritis!!!

    Karin: Fíjate que soy asquienta pero no a todo. Yo también lo paso chancho cuando me sacan sangre y veo muchas series de crímenes y emergencias médicas.
    Pero la caca y el vómito son cosas que van más allá de mi capacidad de aguante...
    Oye, cómo está Diego? ¡Pucha que es lindo él!

    ResponderEliminar
  11. Diego está más grande y, por ende, más civilizado... pero sigue siendo florerito con visitas, ajajaj... está muy rico y con dos ratones sueltos... ¿Viste el link que te envié hace un tiempo a gmail?

    Aunque no lo creas, él se acuerda de tí... lo marcó eso de que lo llevaras en el auto parece! Y de vez en cuando canta tu canción... y pregunta por qué te decimos "Fule" si tu nombre es otro... =P

    Bueno, pongámonos las pilas así lo ves luego!!!!

    Cariños muchos...

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Fule y Karin... mejor no me sumo a la junta, digo... por la última vez :-(

    A ver si la Fule vé al Diego de viejito sin diente :-)

    ResponderEliminar
  14. Oh la mina llorona, ah..???

    (Tráete las moras!)

    ResponderEliminar
  15. putas, ahora mismo cuento lo que me acaba de pasar. Así paso por víctima y la Tole no me pega más palos

    ResponderEliminar

¿y Boston?