Subscribe:

27 de noviembre de 2007

Esquivando...


Llevo prácticamente un mes evitando el tema.

Pero necesito escribirlo.

Ocurre que el día en que acababa la Feria del Libro, noté que una de mis niñas (mis gatitas) tenía una barriguita demasiado prominente y estaba decaída. Pensé que no debía ser nada serio, así es que esperé hasta el día siguiente y la llevé al veterinario. Le pusieron un enema, pobrecita, porque lo más lógico era pensar que sufría algún problema intestinal provocado por tragar muchos pelos. El martes, sin embargo, seguía igual. Volvimos a la clínica y le tomaron una eco abdominal. ¿Estreñimiento? ¡Las pinzas! Había hecho una gigantesca infección uterina y debía ser intervenida en el instante. Su Doc. la operó esa misma noche y le practicó una ovario-histerectomía de urgencia.

Quedó flaquita mi Lunita, toda volada por la anestesia y con la cabecita hecha bolsa de tanto intentar salir del canil. De una gatita de facciones finitas, pasó a tener cara de Bull Terrier. A pesar de ello, todo iba muy bien...hasta unos siete días después. En uno de sus controles, la veterinaria se percató que la sutura interior se había abierto, por lo que debería ser intervenida nuevamente.

Otra vez al quirófano, otra vez volada y adolorida. Pero esta gatuna es loca y si hay algo que adora son las acrobacias. Por más que intenté contenerla, no paró nunca de saltar, trepar y volar. Sí, porque esa canción flaite del "gato volador" no es ninguna mentira. Los gatos vuelan...buehhh, al menos planean.Y eso no iba a serle de ninguna ayuda. Ya me daba miedo llevarla a control, después de todo lo que se había zangoloteado. Mis temores no fueron infundados: otra vez había roto las suturas y nuevamente debería ser operada ¡Por tercera vez!

De eso me enteré el jueves y la intervención quedó programada para ayer.

Del total de maullones que tengo (son seis) solo dos estaban esterilizados, razón por la cual, aprovechamos de operar a las otras tres junto a la muy voladora, para que así viera quietud por toda la casa y no le entren ganas de seguir zarandeándose. Por lo demás, esa infección que tuvo, bien podrían hacerla mis otras niñas, puesto que se debe a problemas hormonales y son todas familia (la mamá y las hijitas).

En resumidas cuentas, ayer fueron cuatro a pasar un rato no muy agradable a la clínica (que a todo esto está al lado de mi casa), mientras yo estaba que me deshacía de los nervios.

A las ocho salí, caminé unos veinte metros y entré a buscarlas. Ahora las voladas y turulecas eran cuatro. Me las traje de una en una y las fui acomodando en una cama especial que les había preparado en mi dormitorio. La mayor se ha dedicado a dormir, mientras las hijas cada una ha reaccionado diferente. Una anda toda mañosa y enojona, otra está como tuna y la menor fue la de peor reacción. A veces duerme, pero cuando despierta quiere puro arrancar, así es que hay que andar bajándola de las ventanas. Una vez abajo, reacciona y se pone a llorar porque no quiere estar sola. Para mayor desgracia, producto de tanto salto anoche sangró harto, así es que me dediqué a molestar a su Doc. por teléfono durante la madrugada, presa del pánico.

Cuando se calmó, dormitó pero cada vez que abría los ojos y no me veía se ponía llorar, así es que terminé acostada en el suelo, al lado de su cama, cuidándola.

Ya no dormí anoche...a ver si esta noche duermo algo.


Y todo esto me pasó por no haberlas esterilizado cuando eran guaguas. Entonces no me atreví y resultó ser peor para todas: ellas y yo.

Creo que nunca aprenderé...

14 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. espero que la enfermera pueda dormir y descansar esta noche...

    Es la naturaleza de cada una de ellas que las hace distintas espero que esten prontamente recuperadas...

    Simplemente Ronroneos

    ResponderEliminar
  2. Pobechita, espero que la niña esté mejor. Puchas que se sufre cuando una tiene sus bichos y estos se enferman. Yo por lo menos partía al doc por cualquier cosa cuando mi Pepota se sentía mal o yo creía que se sentía mal.
    Cuidala y se me cuida.

    ResponderEliminar
  3. PD: esta plantilla me gustó más que la anterior.

    ResponderEliminar
  4. Ays, espero que tus mininas se recuperen del todo!! No sabré yo lo que es sufrir por tener animalitos enfermos ... :(

    Cariños, Fule.

    ResponderEliminar
  5. Simplemente: Es que en cuanto pueda me pego una pestañada porque me duele todo...

    Muy Matrera: Me cuido después, por ahora, a ellas.

    A&D: Pucha, oh, a veces quisiera ser menos aprensiva pero no puedo. Traigo la guata hecha nudo desde que empezó todo esto...

    En fin, mientras mis guaguas estén bien, todo bien.

    ResponderEliminar
  6. Yo no era amigo de los animales, me daban mucho miedo la verdad. Pero ahora tengo un perrito que me acompana siempre y es lo mas lindo que hay, ha sido hospitalizado muchas veces ya, tiene problemas cardiacos y esta sordo, ya tiene 16 anos.
    Lindo mi "Chico".

    ResponderEliminar
  7. ¿De casualidad será un poodle? Porque ellos son bien longevos y uno de sus problemas más habituales son los cardíacos.
    Cuida mucho a tu chico: los animales no humanos son subvalorados por nuestra sociedad. Pero los que estamos acompañados por uno (o más en mi caso) y les prestamos atención, sabemos que son invaluables.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  8. Chuata!!, no me gustan mucho los gatos, pero te ayudo a sentir, en todo caso es harto doloroso cuando le pasa algo a alguna de nuestras mascotas. Tengo una perra [sonó feo ésto], entiéndase animal, que es como mi hija, nunca le ha pasado nada de cuidado, menos mal, hace 15 años que la tengo y estoy segura que el día que se enferme por x circunstancia, me las voy a ver bien negras, será terrible.

    Espero que se recuperen pronto tus niñas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Pao: Muchas gracias. Yo también espero que se recuperen luego y que todo salga bien en su control de mañana.
    Yo ya estoy al borde del colapso.

    Y respecto a tu perrita ¿tiene visitas habituales al Vet.? Porque ya es bien viejita y seguro que si vas te recomiendan algún alimento especial.

    ResponderEliminar
  10. Está más sana que toda mi familia junta!!!!

    si parece que fuera una adolescente, y tiene una agilidad que ni te digo, yo creo que ella me va a enterrar a mí.

    ResponderEliminar
  11. jajajaja, qué bueno.
    ¿Pero sabes algo acerca de las enfermedades y ancianidad perruna?
    Porque yo sí y te recomiendo prevenir.
    Igual tuve una gatita que vivió más de 20 años (21 años 4 meses, para ser exactas) y ningún veterinario me creía, porque parecía de 5 ó 6.
    Pero de todas formas insisto con la recomendación, porque suelen tener problemas renales y al hígado y aunque no lo tenga (ojalá) se puede prevenir con alimento premium senior...
    Acá mis monos comen extruido para mininos "indoor" y los mayores, alimento especial para siameses y están a un pelo de empezar con la comida senior (un gatito ya es anciano a los siete)

    ResponderEliminar
  12. Claro... puedo empatizar con tu angustia, pese a mi no-apego a las mascotas en general. No-apego que tiene sus causas en ver morir en mis brazos a dos de mis perros (uno atropellado y otro envenenado). Y dije: nunca más.

    Genial la foto, es una loca voladora... me tinca que ésa es la más parecida a la dueña... :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo dos gatos también: Jacinto y Pulgoso, hermanos gemelos y los dos con los cocos cortados porque hace poquito andaban marcando. El día que los operaron también me cagué de susto asi que te entiendo perfectamente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Sole: Supongo que así cualquiera opta por no tener más compañía no
    humana.
    yo literalmente he estado al borde del soponcio estos días. Es más, me mandé una siesta y cacho que estoy dos horas atrasada en los antibióticos y anti inflamatorios...si no voy ahora a dárselos (que ni explico la complejidad) me agarran ls mismos turululus que me dieron ayer y me dejaron lona.

    Furiosa: He visto a tus peludos (los gatos, los gatos!!!) en tu blog.
    Los dos machos que tuve (ahora me queda uno) los castré cuando eran chicos.
    Penca quitarles la virilidad pero preferible a que alguna gata malas pulgas los vaya a matar porque no está ni ahí con el sexo opuesto.
    Lo malo con las gatúbelas es que tiene que abrirlas enteras, sacarles de todo y luego hacerles dos repasadas: una en la musculatura y otra pa'l tajo a simple vista. H-O-R-R-E-N-D-O!!!

    ResponderEliminar

¿y Boston?