Subscribe:

30 de agosto de 2006

HOY ME TOCÓ!!! (primera vez)

Fue después de almuerzo.
Me fui a acostar un rato, porque tenía muchísimo frío.

Él me despertó: di vuelta la cabeza y ahí estaba, recostado a mi lado, con sus profundos ojos azul mar mirándome, como extasiado.

No decía nada. Sólo me observaba, atento a cada uno de mis movimientos.
Me acerqué y le besé una mejilla. Su piel es suave como la seda y blanca como leche.
Tiene unas hermosas pestañas rubias y onduladas.

Yo también lo miraba. No podía despegar mi ojos de él. Es tremendamente bello, como un ángel. Hubiese querido saber lo que él pensaba cuando me miraba.
Lo abracé, suave y cálidamente a la vez. Lo sentí mío. Por ese instante fue solo mío.
Él tomó mis manos y, mientras los hacía, su cara comenzó a enrojecer.

Sus rubias cejas se fruncieron levemente, mientras apretaba mis manos.

Entonces nos dimos cuenta: SE HABÍA HECHO CACA!!!

Sí, mi hermoso sobrino Joaquín despedía un olor a flores podridas tremendo y más encima era la hora de la papa.

Tuve que partir disparada a una farmacia a comprar fórmula y un biberón (y de paso un gorrito de Winnie the Pooh)

De vuelta, a hacer lo que nunca había hecho antes pero (aunque no lo crean, esperaba con ansias poder hacer).

Con gran torpeza y manso susto de dañarlo, lo desvestí (estuve como un cuarto de hora solo en eso). Además tenía pichí hasta el cogote.
Vamos secando la ropa (porque en su bolsito no había...voy a tener que comprarle cositas para cuando venga). Mi padre y mi tía secaban la ropa mientras yo lo limpiaba de pies a cabeza.
No puedo negar que cuando vi su "obra" me dieron arcadas (es que soy muy asquienta) pero se me pasaron en cuanto miré su carita.
Ya me disponía a tomarle las patitas para levantarlo y limpiarlo como corresponde, cuando veo que este ángel de apenas un mes de vida, solito levantó sus piernitas.
Lo limpié hasta que casi le saqué la piel (pobrecito). Luego lo entalqué como empolvado y, por primera vez en mi perra vida, cambié pañales.
Me sorprendió lo fácil que es. El verdadero problema fue vestirlo y desvestirlo pero cambiar pañales las cagó pa'ser sencillo.

Una vez hecho eso, seguí las instrucciones del tarro y le preparé fórmula. Entre mi papá y yo se la dimos y tomaba como si hubiera pasado una temporada completa en el desierto.

Más tarde le saqué los chanchitos, le limpié su nariz (parecía pajarería) y se quedó dormido.

Cuando mi cuñada llegó, Joaquín dormía como desmayado y me preguntó cómo le había preparado la mamadera. Le expliqué y me dijo: ¡¡¡Le diste pura agua!!! Putas que me sentí mal. Y yo pensando que estaba lista pa'ser mamá. En fin, ahí me explicó cómo tienen que ser las medidas y qué cantidad de agua hay que ponerle al biberón para que el sabor y la nutrición sean las perfectas. Ahora lo sé y no volveré a sub alimentar a mi sobrinito.

Fue mi primera vez y fue hermoso!!!

21 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Hola:
    Soy un experto en pañales y mamaderas. Tenia dos hermanos que atender a los 12 años, así que mi oficio era sacar caca a esa edad y hacer las mas ricas mamaderas, mis hermanos se las hacían chupete, y si nos les gustaban se las tomaba el pobre Cabezón…
    Cariños, espero tu comentario…

    ResponderEliminar
  2. Cabezón: Como yo era cabra chica metete, igual le cambiaba (o juraba que lo hacía) a mi hermano. Pero yo tenía dos años no más. Lo que más recuerdo de esos tiempos fue una vez que me pilló cazando moscas con la boca y justo se hizo pipí....con excelente puntería...puajjjjj!!!

    Vi tu obra. ¿Sabes qué me gustaría? que me enseñaras un poco tus técnicas (pìctóricas, pa'la galucha) y que comentaras sobre mis mamarrachos (te mandé el link la otra vez)a ver si aprendo un poco. Te mataría: sabes demasiado.

    ResponderEliminar
  3. Ohhhh que hermoso relato..... ufffff yo estoy enamorada de tu sobrino.....

    Simplemente hermoso.

    ResponderEliminar
  4. Wajajaja glup no creo que falte mucho pa empezar esos menesteres...

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó tu post. Recordé la primera que me pusieron en los brazos a mi hija, y tocó vestirla... Qué puedo decir, veía sus deditos, sus manitas tan, tan pequeñitas que te juro, a las hora de nacida ponerle un pilucho... vestirla, fue lo primero, lo más duro que me tocó hacer... eso fue hace 12 años atrás. Ahora, hoy en día, la cosa es diferente, te los entregan vestidos, y mientras estas en la clínica tienes que pedir hora para ver a tu hijo... te lo bañan, lo visten, lo mudan, hasta salen pelados de la clínica... como cambian las cosas...

    Linda experiencia que te tocó vivir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. doña fulerita.
    las primeras veces siempre son experiencias inolvidables y claro yo disfrute muchisimo al leer la tuya seguramente habra muchas más, no niego que algo de celos,se me asoman al corazón,pero se que amas a nuestro JOAQUÍN.
    el es un sobrino top y esta clarisimo que seras una tía topísima.
    gracias por por tanto amor.
    lucita sexy

    ResponderEliminar
  8. Me encantó la forma en que relataste todo..! Se siente el tremendo amor que hubo ahí... Tu preocupación por la muda, la leche y la chochería del gorrito de Winnie fue toda una dulzura..!!!

    Respecto de la leche, oye..! Hiciste tu mejor esfuerzo... la que me sorprendió fue tu cuñada, que no le tuviese al menos un par de mudas de ropa en el bolso... Mi crío tiene 4 años y aún voy con ropa de repuesto en cada salida, una nunca sabe...

    Eres una tía tremenda... no se por qué me tinca que Joaquín no tenía sólo pichí hasta el cogote... algo de baba tuya se le cayó encima también..! Jajajaja....

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Guacatela y reguacatela! yo me mantuve bien alejado del Tomas Jr. hasta que aprendió a hacer caca como la gente ¡que cochinas son las guaguas!!! pienso en un pañal cagado y se me quita el apetito...

    ResponderEliminar
  10. Tranquila, nadie nace enseñado,y con los niños cada dia te sorprendes,cuando piensas que todo esta controlado,ellos cambian y tu tienes que cambiar con ellos.
    Tengo dos hijos uno de 3 años y otro con 5 años,los dos son diferentes y si... que la experiencia del primero,en algunas cosas me sirvio para el segundo,pero en otras no.Bueno creo que lo bonito de ser madres es eso ir experimentando cosas a la misma vez que ellos,ir aprendiendo,y sobre todo disfrutar de esos momentos ...como el que tu pasaste .Cuando tu sobrino sea mas grande podras decirselo,(¡¡si tu supieras lo que me paso cuando...!!),seguro que juntos reireis .

    TERESA

    ResponderEliminar
  11. SOLE: las enamoradas de Joaquín somos muchas. Es que es muy, muy lindo y muy tierno.

    NERVIO: ¿está pensando ser papá?

    PATRICIA: Si yo me siento así con un sobrino, no me alcanzo a imaginar tu alegría de ser mamá. Recién pasó una amiga a verlo y las dos suspirábamos, mientras decíamos al unísono ¡¡¡QUIERO UNO!!!

    LUCITA: Cuando le entren los feroces celos, piense que tiene dos hijos maravillosos y ¡son todos suyos! (hasta que lleguen las "nueran" pa' mi hijo...)

    KEIN: Baba no hubo porque de puros nervios se me secó la boca. Eso sí dejé su papa por todas sus ropitas...
    Ah, y mi cuñada es una de las mejores madres que yo haya visto: es tierna, cariñosa, super preocupada de su guaguo. Si el hecho de no andan con mudas de ropa es lo único que se pdría criticar pero viendo lo agotada que anda, no podría culparla. Si yo creo que la pobre cristiana ni duerme vigilando el sueño y la vigilia de Joaquín.

    TOM: Francamente, no me imagino a alguien mirando caca y enterneciéndose (mucho menos cuando el olor te penetra las narices). Pero cuando ves que una criatura de un mes vida y apenas nueve desde su concepción se empieza a desesperar porque a él tampoco le gusta nada el asunto de andar todo cagado ¿lo vas a dejar todo hediondo y que se hiera su piel? No, pues.
    Alguien tiene que hacer algo. Lástima saber que tú no hiciste ese "algo" por Tomás. Igual sé que escribes pa'puro jactarte. EStoy bien segura que igual fuiste un papá baboso..

    TERESA: ¿Ves como todos los días aprendemos cosas nuevas respecto de quienes nos rodean y cosas nuevas respecto de la vida. Ayer aprendí a cambiar pañales y hoy me entero sobre algo nuevo de ti. No tenía idea que tuvieras hijos.

    SALUDOS PAÑALESCOS A TODOS

    ResponderEliminar
  12. ¿Hermoso? O sea ¿te gusta que te caguen?

    Bueno, cada cual con sus gustos!

    Saludos

    Rabinfimo

    ResponderEliminar
  13. Rabinfimo: Salvo Spiniak, no se me ocurre nadie más que le vaya a gustar eso.
    Lo hermoso fue poder cuidarlo, limpiarlo y protegerlo.

    ResponderEliminar
  14. Leyendo tu relato.. me imagino la locura desatada por el bebe Joaquin, suele pasar que un querubin que ha llegado a un hogar mueve masas... Es verdad que cuando se mandan esas "churreteadas" de antologia, uno se desespera..y mas las tias.. que no tienen la costumbre de realizarlo, por eso destaco la pasion que pones en tu relato.. porque mas que mal.. aca lo que importa es la preocupacion que tienes por tu sobrinito..
    Felicidades...

    ResponderEliminar
  15. Felicitaciones Tía Ñañe y bienvenida al mundo de las mamás caca y papa mediante. Jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  16. Los pañales son un verdadero banquete para los perros de la calle que tienen la costumbre de registrar los basureros... se los comen como humitas, y hasta se saborean. Cueno he visto eso, me pregunto por qué en los tiempos en que le cocinaba a los bichos me preocupaba hasta de hecharle al menú un poquito de sal... por lo tanto, lo que es asqueroso para algunos, no lo es tanto para otros... y eso corre para todo!
    (y lo que es más curioso, para todos)

    ResponderEliminar
  17. jajjajjajja uta amigaa eso si que es amor na que hacerlee!!! quien te vio y quien te ve ahora cambiando pañales con caca!!!!

    Pero por amor uno hace cualquier cosa

    Viste que al final lei tu blog

    un besoo

    Sandra.

    ResponderEliminar
  18. Es increible! Los niños cuando defecan, huelen de peor forma que los gatos ._.

    Tanto tiempo que no bloggeaba ._.

    ResponderEliminar
  19. jajajajjaja

    En reirlo....a mi me ha tocado contadisimas veces....lease de la forma que quieran..jajajja


    SAludos
    x0x0x0
    LaRomané

    ResponderEliminar
  20. Peeng, estás agarrando la mala costumbre de cambiar de nombre....

    Romané: será extraño, pero no me aproblema para nada volver a hacerlo...aunque mi dormitorio quede pasadito a rosas en agua del año pasado.

    ResponderEliminar
  21. Para variar, me comí algunos comentarios:

    Lady: Muchas gracias pero de verdad que no me imagino una tía que sienta diferente (todas las tías del Juaco estamos en las mismas)

    Ñeña: Me he inaugurado.

    Gabriel: Oye, no te estarás volviendo demasiado cibernético...o será que Mazinger te marcó más de la cuenta???)
    Y conozco perfectamente tu amor irrenunciable por los animales PERO NO LE ECHES SAL, ES VENENO PARA SUS RIÑONCITOS MAULLONES!!!

    SANDRA: Era hora, pues mija. La estuve esperando por MESES ¿ve que no son taaaaan fomes los blogs??? Ahora me engolosiné y esperaré con paciencia de santa que vuelva a comentarme mi mejor amiga.

    ResponderEliminar

¿y Boston?