Subscribe:

1 de agosto de 2006

VENGO LLEGANDO, CHUAI, CHUAI

En realidad llegué de madrugada.
Fue un fin de semana soñado. La familia política de mi hermano es muy acogedora y cariñosa, a tal punto, que yo también me siento parte de ellos. Además, tenemos en común no solo los lazos que unen a mi hermano y mi cuñada, sino que todos tenemos un sobrino, un nieto, un primo lindo.
Joaquín es nuestro centro de atención. Y todos queremos tenerlo en brazos, acariciarlo y contemplar su belleza infantil.
Me considero una tía muy afortunada. Tendré a Joaquín cerca todo el tiempo, para ir a verlo, cuidarlo cuando haga falta. Es tanto que ni siquiera la idea de cambiarle pañales me molesta. Muy por el contrario: estoy esperando con ansias mi primera cambiada. Parezco otra: Los niños nunca me llamaron la atención, particularmente los recién nacidos. Eso, a pesar que siempre que veo bebés por las calles me sonríen o se me quedan mirando fijo.
Pero no podré malcriarlo. Su mamá ya tiene todo muy bien pensado para que Joaquín sea un niño bien portadito, sin berrinches, para que crezca sin mañas. No puedo negar que está haciendo lo correcto pero tampoco que tengo unas ganas enormes de consentirlo que aún no sé muy bien como voy a controlar pero tendré que aprender.
De todas maneras, estoy segura que me van a llegar más retos a mi que a mi sobrinito. Bueno, a retos aprenderé a no convertirlo secretamente en un cabro mañoso o malcriado.
Ahora solo puedo esperar que terminen todos su controles en Chillán para volver a verlo y sentirlo cerca.
Qué manera increíble de cambiarme la vida!!!

Nota: Atención, atención, que ya volví y estaré visitando todos mis blogs amigos.

15 OPINAN ¿Y BOSTON?:

  1. Me hubieras avisado, para encargarte longanizas.

    Y para mandarles saludos a un par de amigos que tengo por allá.

    Bienvenida de vuelta.

    Rabinterestelar

    ResponderEliminar
  2. que bueno que llegaste¡¡¡¡, oye, sabes yo jamas he sido "muy" guaguatera, como que paso por estados, a veces los niños me caen un poco mal, pero ultimamente mis sensaciones han cambiado, será que estoy mas vieja?....en fin, estare monitoreando tus estados de repente es que esto se pega, jajajaja, Un abrazo.Ari

    ResponderEliminar
  3. Y siguen las felicitaciones pues.. por la llegada del bebe Joaquin.
    Como te comente anteriormente, a mi tampoco me gustaban las guaguas, ni el olor a leche corta, Noooo...era pa mi un "parto" tener que tomar un bebe en brazos, me complicaba entera.. Hasta que aparecio ella.. La princesa de mis ojos.. Ahora los Amo.. me encantan. sus canciones, sus historias, sus rabietas.. todo!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, felicitaciones a la nueva tía. De verdad es increible como los niños (hijos, sobrinos, etc.) cambian la vida, yo he aprendino un montón de mis peques, y aun que ya no son tan peques aun babeo por ellos... y con ellos jejejeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Roberto, pero oiga, primero me hubiera venido a visitar con más anticipación y le traía longanizas. Es más, vengo con 9 kilos pero están predestinados...

    Lady Kayser: A mi me pasaba igual. Incluso a mi hermano, el orgulloso padre: No soportábamos el llanto de una guagua y bajo ningún respecto las mirábamos siquiera. Pero cuando llegan y llevan tu sangre...hasta los más desalmados se desarman.

    Ari: Yo diría que desde los ...mejor hace como cuatro años (para no revelar la edad, como si yo misma no la hubiera posteado) que las guaguas ya no me resultaban odiosas y hasta me dan ganas de tener un hijo de vez en cuando. Quien me vio y quién me ve...

    Adán: Toda la razón. Un bebé cambia la vida y la visión de las cosas. Hoy estuve a punto de comprar babero...para mi.

    ResponderEliminar
  6. Al leerte me haces sentir como que tu sobrino incluso te ha traspasado parte de su mundo infantil. Son un agrado tus palabras, llenas de amor, de alegría, de ansias por sostener a ese bebé en tus manos de nuevo. Sé que ya te había comentado en tu post anterior sobre Joaquín, pero es que simplemente me sorprende la capacidad de reflejar tus propios sentimientos en la forma en que escibes... Bueno, no te quito más tiempo. Espero que Joaquín llegue luego a tus brazos y consiéntelo harto, total, ser tía te da ese derecho ;) Cariños!!!

    ResponderEliminar
  7. Felicidades a la TIAAAAA!!!
    .
    .
    Un beso guaguatero.

    ResponderEliminar
  8. Salime, muchas gracias. Qué bueno es saber que quienes me han leído alcanzan a percibir a través de mis palabras todo lo que estoy sintiendo. Muchos cariños para ti y recuerda que nunca me quitas tiempo, todo lo contrario. Leerte es siempre un placer.

    Calvin: Ahora te comprendo mucho más, leer tu blog tiene un nuevo sentido para mi. Todos los posteos en que mencionas a tus hijos...Uffff!!! ahora sé bien lo que transmitían.
    Un beso guaguatero para tí también.

    Por siaca, tengo un agradecimiento personal a cada uno de ustedes en el posteo anterior. Espero que lo lean porque, como dicen los gringos "I mean it"

    ResponderEliminar
  9. Hola tía Ñañe podrías haber avisado tengo unas ganas de comerme una longaniza de las buenas.
    Así que a la estimada se le está cayendo la baba, me parece muy bien, los niños son hermosos. Parece que los papás de Joaquín tendrán que comprar un babero para la tía Fulerita.
    Con respecto a la música, encuentras un gran repertorio en un sitio web llamado http://www.radioblogclub.com/ solo tienes que buscar por nombre de tema o artista, el resultado de la búsqueda para cada tem tiene dos bonotes uno azul con play y otro plomo con un corazón. Para generar inmediatamente el código debes pinchar el botón azul con el símbolo play, también puedes personalizar el color, luego lo copias y pegas en tu sidebar o entrada de blog. Fácil...

    ResponderEliminar
  10. Ñeña, le agradezco mucho la información. Le cuento que hace un tiempo estuve en el radioclub pero guateé y no supe cómo usarlo (es que tienen una opción para poner un reproductor permanente y francamente no pude hacerlo).

    Y es cierto, ando babosa y la sensación es más embriagante que un buen copete.
    ¿cómo anda su salud? Mire que tendré sobrino ahora pero eso no significa que deje de preocuparme por quienes me importan.

    ResponderEliminar
  11. Fulerita.... casi te puedo ver .... y ver la felicidad que sientes ....

    Los niños son deliciosos... cambiarlos es hermoso, a mi me encantaba darles mamadera y sentir como se ponían tiernos y con sueño después de tomarla.... ni siquiera me atrevo a imaginar lo que sería darles pecho....

    Oye.... podríamos juntarnos en Chillán.... en el mercado, a comer pernil con puré..... o prietas mejor.... ó porotos con longanizas uffffff..... yo estoy pot ir a ver a mi hermana y a mis sobrinas....

    ResponderEliminar
  12. Sole: Demás que sí...prietas, qué rico.
    Mi sobrino está en incubadora ahora y yo no me voy a aguantar, así es por allá estaré probablemente el próximo fin de semana. Es cosa de ponernos de acuerdo no más.

    Y estoy totalmente de acuerdo, me llega a penar la idea de dar pecho.
    Nunca antes había pensado en eso, hasta que llegó Joaquín. Esa experiencia no tiene precio. Si la tuviera, la compraba (aunque el parto me lo salto...)

    ResponderEliminar
  13. hola ho,a fulerita....
    jajaja los niños son medio raros...
    Visita mi blog y aberigua porque no me gusta neruda

    ResponderEliminar
  14. Oznes: A mi tampoco me gusta Neruda pero a tu página no vuelvo porque tienes un sistema para caducar los antivirus...sorry

    ResponderEliminar

¿y Boston?